SILLAS DE ROBLE

Proyecto: Sillas de Roble
Ubicación: Vivienda particular, Madrid
Fecha Realización: Junio 2014

Estas sillas han sido diseñadas especialmente para complementar a una mesa que tenía el cliente.
El roble fue la madera de elección debido a su color y su veta. La especie exacta no se conoce, pero me han confirmado que la madera fue importada de Rumania. Este detalle merece una mención y aclaración. Parece que debido a razones de marketing la madera proveniente de Rumania es etiquetada como "Roble Europeo", mientras que el roble alemán o polaco, por ejemplo, se etiquetan con su procedencia específica. Existe una razón para un uso de etiquetado tan ambiguo por parte de la industria de la madera, mi proveedor me explicaba que el motivo se reduce a una cuestión de credibilidad de la marca. ¿Cuál es el alcance de afectación de los parámetros económicos, sociales y políticos para llegar a introducirse en un árbol que ha crecido en una tierra durante quizás cien años "pensando en sus propios asuntos"?

 

El término roble puede ser usado para referirse a muchas especies de árboles del género Quercus, nativo del hemisferio norte, y ocasionalmente también a especies de otros géneros de la misma familia (Fagaceae) o incluso de otras familias, como en el caso de algunas especies sudamericanas de Nothofagus (fam. Nothofagaceae).
En su uso originario el término, derivado del latín robur, designa a especies europeas de Quercus de hojas blandas, de borde sinuoso, caducas, propias de climas templados oceánicos; o bien de variantes frescas, por altitud, del clima mediterráneo.
El más notable de los robles europeos es Quercus robur, la especie forestal dominante en la vertiente atlántica de Europa. Así, esta variedad recibe los nombres de carballo en Galicia y en la frontera extremeña con Portugal, La Carballeda y Sanabria, carbayu en Asturias y cajiga en Cantabria.
Otra especie de ecología semejante es Quercus petraea, el roble albar. De las especies mediterráneas la más extendida en la Península Ibérica es Quercus pyrenaica, dominante por ejemplo en las sierras próximas a Madrid.
El roble común crece en suelos con humedad por lo que en la Península Ibérica sólo abunda espontáneo en las cordilleras húmedas o las regiones más septentrionales. No se suele emplear en silvicultura dado su lento crecimiento, pero su madera es una de las más apreciadas.
En el hemisferio norte, es posible encontrarlo tanto en climas fríos como tropicales en Asia y América. Su desarrollo se alcanza a los 200 años y hay datos de haber llegado a los 1600 años.
http://es.wikipedia.org/wiki/Roble

Fotos: Juan Alcón Durán