Otros Inspiraciones

 

 

Los Shakers son una secta religiosa fundada en el s.XVIII en Inglaterra que migraron a los Estados Unidos en 1774. Su forma de vida estaba planteada de manera tal que pudieran mantener una autonomía e independencia total respecto al “mundo exterior”. De hecho los Shakers se desprendían de la manera usual de abordar el mundo porque trataban de recrear “el cielo en la tierra” con la maxima integridad posible. Esto les ha hecho producir de manera autónoma todo lo necesario para perseguir su utopia de vida,  lo cual incluía autoproducir sus alimentos, sus propios remedios para la salud y el bienestar, el equipamiento de sus casas, sus tejidos y vestuario, sus herramientas, etc. Para lograr esto elegían de manera cuidadosa el lugar donde asentar sus poblados asegurándose de que todos los recursos naturals básicos estuvieran a su disposición.

De hecho, el cuidado y la dedicación por conseguir la maxima calidad de producción, fue el primer reconocimiento que se le dio a los Shakers, después de haber sufrido años de persecuciones a causa de sus creencias religiosas radicales. Esto solo pudo suceder cuando los Shakers empezaron a vender en los mercados. Los primeros productos que pusieron en circulación eran semillas, las cuales fueron muy pronto apreciadas por los hortelanos locales. Otros productos como, muebles y utensilios domésticos, siguieron a las semillas llegando a hacerles conocidos en todo el pais. 

Gracias no solo a la alta calidad de estos productos sino también la sinceridad y la generosidad de su actitud hizo cambiar la vision que la sociedad tenía respecto a una de las primeras comunidades utópicas americanas.

Los Shakers defendían que todo conocimiento útil para el mundo debía de ser transmitido libremente, bajo ningún coste. Se les atribuye la invención de la sierra circular, la cual ha revolucionado de alguna manera el mundo de la carpintería industrial, o la escoba plana  por ejemplo. Fieles a sus principios, los Shakers no solían patentar sus inventos lo cual ha supuesto que hoy en día resulte difícil atribuir con garantías la autoría de un gran número de inventos a su comunidad. Aún así no hay duda de que la disposición de los Shakers a compartir su conocimiento ha contribuido al desarrollo y los avances tecnológicos de su país. Uno podría incluso decir que esta comunidad ya aplicaba entonces las licencias creative commons.